¿Qué es Movimiento Libre?

La semana pasada hablábamos sobre la Estimulación Temprana y sus contraindicaciones. Si te quedaste con la duda de cómo puedes ayudar a tu bebé a desarrollar sus potencialidades sin estimularlo, este post es para ti.

El Movimiento Libre (ML) es como conocemos comúnmente a los estudios realizados por la pediatra Emmi Pikler sobre desarrollo motor autoinducido y es también la base de la pedagogía que lleva su nombre. Pikler creía firmemente en las capacidades innatas de niños y niñas y entendía que lo correcto es tratarlos como a personas de pleno derecho, promoviendo relaciones positivas y de calidad. Sus propuestas pedagógicas nos invitan a ver en el/la bebe y niño/niña a un ser con capacidades inherentes, competente, con ganas de comunicarse, de ser parte de este mundo y aprender de él.

Pero, ¿de qué trata? Hablar de ML es hablar de respeto al desarrollo motor, de no adelantar ni forzar posiciones, movimientos ni ritmos. Se centra en el respeto absoluto al cuerpo del otro y sus necesidades de movimiento, exploración, comunicación y autonomía. El ML va a favorecer que se desarrolle una mejor salud corporal para el peque. Su fisiología, equilibrio y movimientos serán más seguros, le va a conferir un mayor conocimiento de sí mismo, de sus posibilidades o límites, así como una mayor confianza en su capacidad de tomar decisiones y medir riesgos.
Cuando le decimos a un niño/a cómo debe jugar o lo colocamos en cierta posición, estamos promoviendo su dependencia del adulto. Ya sea porque el pequeño/a va a buscar constantemente nuestra aprobación y no va a realizar los juegos o movimientos por propia iniciativa o placer, o porque lo estamos inmovilizando en el sentido más literal de la palabra.
Esto no quiere decir que no debamos atender a nuestro pequeño/a o dejarlo/a a su suerte. Al contrario, desde la pedagogía pikleriana los cuidados cotidianos cobran especial importancia y el acompañamiento de una figura de apego que le brinde seguridad y tranquilidad resulta crucial. Sobre esto hablaremos en un siguiente post.

 

Carmen Solís

Tags

Déjanos un comentario