CRIAR EN AUTONOMÍA

Seguro has escuchado hablar con anterioridad sobre autonomía? Pero, ¿a qué nos referimos?

La autonomía es la facultad de autogobierno, es decir, la capacidad que tenemos las personas para obrar según nuestro criterio, al margen de la opinión o el deseo de otros. Acá me gustaría hacer un pequeño paréntesis para diferenciar autonomía de  independencia. Alguien independiente es quien no tiene dependencia de otro para su actuar y esto, como sabemos, no existe. Todos, niños y adultos, necesitamos de otros para desenvolvernos diariamente. Con mucha razón un bebe o niño pequeño va a necesitar de sus figuras de apego para sentirse seguro y protegido. Por lo tanto, nos queda claro hasta este punto que el desarrollo de la autonomía (y no de la independencia) debe ser un objetivo prioritario en la educación de tu peque.

Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo, y por propia elección, aquellas tareas y actividades propias de su edad.

 

¿QUÉ HÁBITOS PROMOVER?

Como norma general todo aquello que el niño pueda hacer solo, debe hacerlo él mismo; siempre y cuando no implique peligro.

  • HIGIENE: Lavarse las manos solo, cepillado de dientes, el baño, lavarse la cabeza, peinarse, usar los productos de higiene…
  • VESTIDO: Ponerse distintas prendas (pantalones, calcetines, abrigos, zapatos, cremalleras, botones…), guardarlas en el lugar adecuado, elegir su ropa.
  • COMIDA: Comer solo, uso de los cubiertos, poner la mesa, recoger sus platos, prepararse una merienda.

 

¿CÓMO SE PROMUEVE?

Te dejo algunos tips que te serán de utilidad al momento de criar en autonomía:

  • Explica la tarea paso a paso y modela con tu ejemplo.
  • Permítele  hacer cosas por ellos mismos. La etapa del “yo solo” por la que pasan los niños puede ser muy estresante para los padres, pero es fundamental para su correcto desarrollo. No les impidas que desarrollen las actividades solos. Sí, se van a demorar más, van a ensuciar más y no lo harán perfecto….. pero irán aprendiendo poco a poco!
  • Preséntales nuevos retos que supongan un incremento en la dificultad y valora el esfuerzo que realizan al enfrentarse a ellos.
  • Ofrécele alternativas en sus elecciones. Esto incentiva la toma de decisiones y la aceptación de las consecuencias de sus actos.
  • Respeta su privacidad y sus decisiones.
  • Estimula su razonamiento y fomenta su pensamiento crítico evitando que dependan exclusivamente de ti para resolver los problemas.
  • Si algo no les sale, no los desanimes y evita caer en la tentación de protegerles de posibles fracasos.
  • Reconoce sus logros y esfuerzos.

Criar en autonomía es una buena manera de fomentar que tengan seguridad en sí mismos y una autoestima saludable. Además, es una manera estupenda de que en el futuro se conviertan en adultos capacitados para poder desenvolverse en la vida. Cuéntame en la casilla de comentarios cómo te va con los tips propuestos.

Si te gusto, no te olvides de compartir J

 

Carmen Solís

Psicóloga y Psicoterapeuta infantil

Directora de ReCreo

 

 

 

Déjanos un comentario