¿Qué hacemos en las vacaciones escolares?

En primer lugar, me gustaría iniciar recordando que estas vacaciones de medio año no son como las que hemos vivido en los últimos años. Son diferentes por una sencilla razón: Este año nuestros hijos han regresado a clases presenciales luego de una cuarentena prolongada y de dos años de clases virtuales. Incluso, muchos este primer semestre han mantenido un sistema híbrido (presencial- virtual).  Esto le da un matiz diferente al contexto que vivimos. Entonces, ahora que nuestros niños tienen un descanso en el colegio, se nos plantea el reto ¿Qué hacemos durante este tiempo?

La consigna de las vacaciones es que todos puedan relajarse y disfrutar, tanto adultos como pequeños. Si los padres estamos todo el tiempo estresados por lo que los niños deben hacer, acabamos pasándolo mal todos. Para que todo fluya mejor, te dejo algunos consejos:

 

Pasarlo bien en familia. Tenemos que recordar que el tiempo compartido en familia enriquece la relación y favorece el vínculo. Para esto no necesitas hacer un súper viaje, visitar lugares exóticos o estar en el mejor hotel del país o el extranjero. Puedes salir al parque con una pelota  y disfrutar del tiempo libre con tus hijos. Organizar un pic nic, volar cometa, salir a hacer burbujas, montar bicicleta, recolectar hojas secas, y otras actividades que no hacen con frecuencia.

 

No te agobies con llenarlos de actividades, talleres y salidas para que no se aburra. Recuerda que las vacaciones son un tiempo para descansar. Imagínate que sales de vacaciones y para relajarte, tu jefe te propone cubrir el turno de tu compañero ¿Cómo te sentirías? Súper estresado? Déjalo que descanse. No le temas al aburrimiento de tu hijo porque es cuando está aburrido que va a crear e inventar nuevos juegos y maneras de distraerse.

 

Mantén las rutinas principales. Sin bien no debemos agobiarlos con un horario lleno de actividades, tampoco debemos hacer que pierdan por completo toda su rutina, porque cuando las 2 semanas de vacaciones pasen, les costará muchísimo entrar nuevamente al ritmo. Limita el uso de pantallas a lo estrictamente necesario y bríndales responsabilidades dentro de la casa de acuerdo a su edad que lo hagan sentirse útil porque eso tendrá un gran impacto en su autoestima. Pueden sacar la basura, sacar a pasear a la mascota, ayudarnos a hacer el mercado, a cocinar, poner la mesa, lavar los platos, etc.

 

Trata que comparta con otros niños de su edad, pueden ser sus hermanos, sus primos o sus mismos amiguitos del colegio. Es necesario también que los niños vayan aprendiendo a interactuar con otros niños en un contexto diferente al escolar. Si tienes la posibilidad que se encuentren en un parque o un espacio de juego, llevarlos al museo, al circo, al teatro los enriquecerá mucho también.

 

Recuerda que lo más importante que un niño o niña debe hacer en vacaciones es poder compartir con sus padres su tiempo de descanso. Esto es lo que va a transmitirles a ellos seguridad y tranquilidad. 

 

Si te resultó útil, no olvides compartir esta entrada.

 

_____________________________________

Carmen Solís

Psicóloga Psicoterapeuta

Directora ReCreo

 

 

Déjanos un comentario