¿CÓMO PREVENIR EL GROOMING ENTRE NUESTROS HIJOS?

LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO

«No hables en la calle con desconocidos», «No aceptes caramelos de personas que no conozcas», «No te subas al auto de un extraño» son frases con las que todos hemos crecido y que les transmitimos a nuestros hijos advirtiéndoles sobre los peligros de entablar una relación con un «desconocido» al estar fuera del hogar. Sin embargo, en la actualidad el Internet abre la puerta de nuestra casa a innumerables personas en el mundo que no necesariamente conocemos. Las redes sociales han revolucionado el mundo de las comunicaciones debido a su inmediatez; sin embargo, también se han convertido en espacios de gran peligro para la población infantil.

Según el portal No al acoso virtual, habilitado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones vulnerables, entre marzo y junio del 2020 se duplicó en relación a las cifras reportadas entre el 2018 y el 2019. Una de las explicaciones para esto es sin duda que, producto del confinamiento, el mundo de los chicos se trasladó a la virtualidad con todos los beneficios, pero también los riesgos, que esto trae.

¿QUÉ ES EL GROOMING?

Grooming es un término que se refiere al acoso a niños, niñas y adolescentes a través de los distintos medios digitales a los que tienen acceso. El grooming es un delito que es cometido por un adulto busca acercarse, tener confianza y luego establecer contacto con un menor con fines sexuales.

Los padres y maestros debemos conocer que en el grooming se distinguen tres claras etapas que pueden ser o no consecutivas, reemplazadas o alternadas entre sí:

1.- Enganche o creación del vínculo de confianza. Por lo general se crean perfiles falsos, simulan ser un niño/adolescente de la misma edad que ellos y que comparte los mismos intereses para ganarse la confianza del menor.

2.- Fidelización y aislamiento. Una vez que ya tiene su confianza, empiezan solicitudes como que no cuente a nadie de esa amistad, que se conecte cada vez más seguido y que realice demostraciones de la amistad que los une.

3.- Seducción, acoso y peticiones sexuales. Piden fotos, prender la cámara para grabarlos en situaciones íntimas y amenazan con mostrar las imágenes o contar todo a los padres y contactos si no se sigue accediendo a los requerimientos. Puede volverse un verdadero infierno para el menor que no sabe cómo salir de esta ruleta en la que se ha visto envuelto.

QUÉ PODEMOS HACER LOS PADRES?

Resulta importante promover la prevención y sensibilización sobre el acoso sexual a menores a través de las redes sociales, por eso felicito espacios como este que  permiten hablar sobre el tema y socializar algunas recomendaciones para los padres

1. Fomentar una relación de confianza con su hijo. Esto te permitirá que te comente lo que le sucede sin miedo o culpa a ser cuestionado o descalificado. Demuéstrale tu apoyo. Es importante conversar sobre los riesgos existentes actualmente en Internet y que existen acosadores en línea.

2. Manejo de la tecnología. Los padres debemos conocer y aprender de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) y conocer las páginas donde navegan sus hijos. A veces creemos que esas son cosas de chicos, e incluso se nos hace muy difícil entender la inmediatez con la que saltan de un video a otro, o qué esto del avatar. Yo te sugiero, ábrete tu cuenta, investiga la plataforma, conócela y haz e esfuerzo por dominarla, eso te permitirá además tener un tema más de conversación con tu hijo

3. Capacítalo en  ciberseguridad. Enseñe a su hijo a no abrir archivos de personas que no conoce, así vea que el contacto parece ser alguien de su edad. Explíquele que existen programas que pueden descifrar las claves de nuestro correo electrónico e ingresar, por lo que debe evitar dar sus datos personales a desconocidos, así como evitar enviar fotos ni videos personales, ni de sus amigos o la familia.

4. Acondiciona un espacio estratégico. Trata que la computadora de tu hijo esté en un área común donde puedas monitorear directa o indirectamente las páginas que frecuenta, con quiénes conversa, qué hace, etc.

5.- Busca ayuda profesional si notas algún cambio conductual como pasar muchas horas conectado a internet, encerrarse en su dormitorio con la computadora o el celular encendidos, si lo notas preocupado o ansioso porque podría estar siendo víctima de grooming. Si este e tu caso, denuncia el hecho a la Policía al 1818.

Carmen Solís

Psicóloga Psicoterapeuta

Directora de ReCreo

Déjanos un comentario